Saltar al contenido

¿Cómo se descubrió la electricidad? Historia y Tipos

9 mayo, 2018

La electricidad es un fenómeno natural que el ser humano utiliza para su propio beneficio. Es por ello que podemos decir que mas que inventada la electricidad fue descubierta. Hoy en día la utilizamos en casi todas las tareas desde el hogar para iluminar el mismo, elaborar los alimentos y mantenerlos en un refrigerador hasta las grandes industrias para su funcionamiento.

La electricidad se ha hecho tan indispensable en nuestro quehacer cotidiano que un pequeño apagón nos deja prácticamente inútiles. Es incluso difícil comprender como en siglos anteriores los humanos lograron sobrevivir sin ella. Sigue junto a nosotros y descubre cómo se descubrió la electricidad y muchas cosas interesantes que seguramente no conocías.

¿Qué es la electricidad?

La electricidad es una propiedad física manifestada a través de la atracción o del la repulsión que ejercen entre si las distintas partes de la materia. Esta propiedad está originada por la presencia de componentes cargados de forma negativa (los denominados electrones) y otros con carga positiva (lo que conocemos como protones).

La palabra “electricidad” proviene del latín electrum y a su vez del griego élektron o ámbar. A pesar de esto el que introdujo por primera vez el término en la comunidad científica fue el inglés William Gilbert en el siglo XVI quien se hablo de “eléctrico” para mencionar fenómenos de las cargas ya descubierto por los griegos.

Historia de la electricidad

Es sabido que el ser humano ha pasado siglos observando el fenómeno eléctrico natural. Pero el primer científico que se interesó en esta materia del que se tiene registro fue Tales de Mileto  el cual vivió varios siglos antes de Cristo. Este descubrió que el ámbar, al ser frotado adquiere el poder de atracción sobre algunos objetos. Unos 300 años más tarde un filósofo griego llamado Theophrastus escribió un tratado donde establecía que otras sustancias también tenían la misma propiedad. Quedando para la historia como el primer estudio científico sobre la electricidad.

En el año 1600 William Gilbert por orden de la Reina Elizabeth I realiza un estudio sobre los imanes para mejorar la exactitud de las Brújulas usadas en la navegación. Su trabajo se convirtió en la principal base para que se definieran los fundamentos del Magnetismo y la Electrostática.

En 1752 Benjamín Franklin demostró la naturaleza eléctrica de los rayos e inventó el pararrayos. En 1776 Charles Agustín de Coulomb inventó la balanza de torsión. Esta balanza de torsión le permitió medir exactamente la fuerza entres las cargas eléctricas. En su honor la unidad de medida para la carga eléctrica es el Coulomb.

En 1800 Alejandro Volta construye la primera celda electrostática y la batería capaz de producir corriente eléctrica. Gracias a sus investigaciones para producir una celda química capaz de producir corriente continua permitieron el desarrollo de la pila.

Basado en la pila de Volta Sir Humphry Davy desarrolla la electroquímica (nombre asignado por el mismo) tratando de entender el funcionamiento de la misma. En 1815 inventó la lámpara de seguridad para los mineros aunque se dice que su mayor descubrimiento fue encontrar al joven Faraday y tomarlo como asistente.

En 1819 Hans Christian Oersted descubre de forma accidental el electromagnetismo. Esto ocurrió porque el mismo en un experimento para sus estudiantes colocó la aguja de la brújula cerca de un cable energizado por una pila y dicha aguja se movió.

Así fue transcurriendo la historia de la electricidad dejando con el paso de los años cada vez mayores avances e inmortalizando más nombres de grandes hombres. Ejemplo de esto son Ampere  con el establecimiento de los principios de la electrodinámica. El alemán Ohm que formuló con exactitud la ley de las corrientes eléctricas y definiendo la relación entre la tensión y la corriente. Michel Faraday  que dio un paso fundamental en el desarrollo de la electricidad al establecer que el magnetismo produce electricidad a través del movimiento. Otros grandes descubrimientos seguirían surgiendo como el de la soldadura eléctrica de arco.

También Thomas Alba Edison dejó su marca en el mundo de la electricidad por sus aportes como la bombilla incandescente. Cabe resaltar que poco a poco fue mejorando el rendimiento de la misma hasta llegar a instalar el primer sistema eléctrico para vender energía para la iluminación incandescente en la ciudad de Nueva York.

Realmente no nos alcanzaría este post para mencionar a todos los de que de alguna forma han contribuido al desarrollo de la electricidad pues es una lista muy grande. A todos ellos debemos que todos los beneficios que hoy disfrutamos de la electricidad.

¿Quién y cómo se descubrió la electricidad?

A pesar de lo antes mencionado y de todos los estudios que dedicaron tiempo a estudiar fenómenos relacionados con la electricidad al preguntarnos ¿Quién descubrió la electricidad? No pocos dan el crédito a ese hombre adelantado a su época que fue Benjamín Franklin. Franklin llegó a la conclusión de que existían cargar positivas y negativas y que la electricidad flotaba entre ellas. También creía que los rayos eran una forma de la electricidad.

¿Cómo descubrió Benjamín Franklin la electricidad?

El experimento realizado por Benjamín para demostrar que había electricidad en los rayo fue muy sencillo. Para ello se auxilió de una cometa la cual utilizó en un día de tormenta. Ató una llave de metal a la cuerda de la misma para que esta condujera la electricidad. La electricidad llegó a la cometa, la llave la condujo provocándole un choque. Aunque no se lastimó esto le dio la idea para seguir investigando este fenómeno hasta entonces desconocido.

Al término de sus investigaciones y estudios sobre los rayos logró inventar también una forma de evitar el poderos impacto de los mismos directamente. Es así que surge entonces el pararrayos.

¿Cuáles son las principales formas de generar electricidad?

Tal como hemos descrito en las primeras líneas de este artículo la electricidad es un fenómeno natural, pero realmente el hombre necesita de ella por lo que no puede esperar a que aparezca de forma natural. Es por eso que a lo largo de los años han ido surgiendo diferentes formas de generar electricidad. Y precisamente a este tema queremos dedicar las nuestras próximas líneas y clasificaremos las misma por el tipo de energía primaria que utilizan para generar la electricidad.

Recursos fósiles

Estas centrales son conocidas como centrales térmicas. En ellas a partir de la combustión del recurso fósil se genera calor, este calor se utiliza para transformar el agua en vapor o directamente se emplean los gases resultantes del proceso para hacer girar una turbina de gas. Dentro de este grupo podemos encontrar los siguientes recursos fósiles: carbón, gas y petróleo. Las ventajas de este tipo de generación están en que se puede regular su nivel de generación regulado la entrada de combustible. Las desventajas parecen ser evidentes, en dependencia del tipo de combustible utilizado la generación de electricidad puede ser muy costosa, emiten gases contaminantes a la atmosfera, no pueden reducir su capacidad de producción de forma instantánea.

Tecnología Nuclear

Esta tecnología también forma parte del grupo de centrales térmicas. Al igual que las anteriores se utiliza el mismo proceso para la producción de electricidad. Solo que el calor se obtiene de la fisión de un combustible nuclear (uranio), cuyo calor resultante se utiliza para producir vapor de agua.

Ventajas: No emiten gases contaminantes, el costo de operación es bajo por lo que se reduce el precio de la electricidad y su nivel de producción es constante.

Desventajas: el costo de inversión es muy elevado o sea es muy costoso construirlas, presenta un riesgo evidente que aunque sea muy controlado existe, además en este proceso se generan residuos radiactivos de larga duración que requieren tratamiento.

Fuentes renovables de energía

Como su nombre lo indica en estos casos se utilizan fuentes naturales casi inagotables. Ya sea por la cantidad de energía que contienen como el Sol, o porque se regeneran o renuevan. De estas existen varios tipos que queremos mostrarte.

Hidráulica: Aprovechamos el agua, conduciéndola desde una altura a otra, utilizando la energía potencial que genera para mover el grupo turbina-alternador.

Eólica: La fuerza del viento se encarga de mover las palas de las turbinas de estas máquinas, conocidas como aerogeneradores o molinos.

Solar: En este tipo de generación se utiliza la radiación solar de diferentes formas:

  • Fotovoltaica: a través de las celdas fotovoltaicas y por el efecto fotoeléctrico producido al estar sometidas a la radiación del Sol. En estos casos no se necesita del grupo turbina-alternador ya que de las propias celdas se extrae la electricidad en forma de corriente continua. Su gran ventaja está en que puede instalarse en cualquier lugar además de que solo dependen del sol.
  • Termosolar: en estos casos la radiación solar se proyecta desde heliostatos o espejos, concentrándola en un tanque ubicado en una torre a cierta altura que contiene un fluido térmico. A través de este se genera vapor de agua que a su vez se transforma en energía eléctrica en el grupo turbina-alternador.

Biomasa: en este caso se genera de la misma forma que en una central térmica con la diferencia de que el combustible utilizado son residuos forestales, agrícolas, o cultivos de plantas energéticas. Su principal desventaja está en que también pueden utilizarse recursos comestibles lo que puede atentar contra la producción de alimentos.

¿Qué haríamos sin la electricidad?

En nuestros días estamos tan acostumbrados a tener la energía eléctrica que muy pocas veces no detenemos a preguntarnos ¿Qué haríamos sin electricidad? Lo cierto es que la electricidad nos brinda además de la comodidad en nuestro hogar la energía necesaria a nivel industrial. Por lo tanto no sería tan difícil llegar a la conclusión de que el mundo de hoy si llegase a faltar la electricidad de forma definitiva entraría en un caos debido a la alta dependencia que existe de ella en todos los procesos actuales. En otras palabras retrocederíamos varios siglos atrás en cuanto a condiciones de vida se refiere. Volverían los barcos de vela como trasporte marítimo, el caballo y los trenes de vapor como principales medios de transporte. El carbón volvería a ser el rey de los combustibles. Y qué decir de la iluminación, otra vez caeríamos en las velas y las antorchas para alumbrarnos.

Esto es lo que creemos nosotros que ocurriría si nos faltase este preciado recurso y tú ¿Cómo imaginas que sería el mundo sin electricidad? Esperamos tu respuesta en los comentarios. Y muy importante no dejes de compartir esta información a tus amigos seguramente les gustará conocer todos estos detalles sobre la electricidad.

Más sobre la loca historia de la electricidad

¿Qué opinas sobre la historia de este invento?
[Total:2    Promedio:5/5]