Saltar al contenido

Quien inventó el helado, sus diferentes historias.

7 diciembre, 2017

Los orígenes del helado son conocidos por remontarse hasta el siglo II A.C., aunque no existe ninguna fecha específica de origen ni ningún inventor ha sido indiscutiblemente acreditado con su descubrimiento. Sabemos que Alejandro Magno disfrutaba de la nieve y el hielo dándoles sabor a miel y néctar. Las referencias bíblicas también muestran que al rey Salomón le gustaban las bebidas heladas durante la cosecha. Durante el Imperio Romano, Nero Claudius Caesar (A.D. 54-86) envió con frecuencia a corredores a las montañas por nieve, que entonces fue saborizada con frutas y jugos.

Historia y evolución del helado, quién inventó el helado

¿Dónde se vió por primero vez el helado, en China o Italia? Te dejamos un video con las diferentes historias y los inicios de tan codiciado alimento. No te lo pierdas.

Más de mil años después, Marco Polo regresó a Italia desde el Lejano Oriente con una receta que se asemejaba mucho a lo que ahora se llama sorbete. Los historiadores estiman que esta receta evolucionó y se convirtió en el helado en algún momento del siglo XVI. Inglaterra parece haber descubierto el helado al mismo tiempo, o quizás incluso antes que los italianos. El “Helado de Crema”, como fue llamado, apareció regularmente en la mesa de Carlos I durante el siglo XVII. Francia fue introducida a postres congelados similares en 1553 por la italiana Catherine de Medici cuando se convirtió en la esposa de Enrique II de Francia. No fue hasta 1660 que el helado fue hecho disponible para el público en general. El siciliano Procopio presentó en el Café Procope que fue el primer café en París,una receta que mezclaba leche, crema, mantequilla y huevos.

Cómo llegó el helado a América

La primera versión oficial del helado en el Nuevo Mundo viene de una letra escrita en 1744 por un huésped del Gobernador de Maryland Guillermo Bladen. El primer anuncio de helado en este país apareció en el New York Gazette el 12 de mayo de 1777, cuando la confitería Philip Lenzi anunció que el helado estaba disponible “casi todos los días”. Los registros guardados por un comerciante de la calle de Chatham en Nueva York, demuestran que el Presidente George Washington gastó aproximadamente $200 en helado durante el verano de 1790. Registros de inventario de la hacienda Mount Vernon propiedad de George Washington tomados después de su muerte, mostraron “dos ollas de helado”. Del Presidente Thomas Jefferson se decía que tenía una receta favorita de 18 pasos para una delicia de helado que se asemejaba al postre moderno “Baked Alaska”. En 1813, Dolley Madison sirvió una magnífica creación de helado de fresa en el segundo banquete inaugural del Presidente Madison en la Casa Blanca.


Hasta 1800, el helado seguía siendo un postre raro y exótico disfrutado sobre todo por la élite. Alrededor de 1800, las casas de hielo aisladas fueron inventadas. La elaboración de helados pronto se convirtió en una industria en América, siendo iniciada en 1851 por un comerciante de leche de Baltimore llamado Jacob Fussell. Al igual que otras industrias americanas, la producción de helados aumentó debido a las innovaciones tecnológicas, incluyendo la energía de vapor, la refrigeración mecánica, el homogeneizador, la energía eléctrica y motores, máquinas de envasado, y nuevos procesos y equipos de congelación. Además, los vehículos de entrega motorizados cambiaron dramáticamente la industria. Debido a los avances tecnológicos en curso, la producción anual total de lácteos congelados de hoy en día en los Estados Unidos es de más de 1,6 mil millones de galones.

El helado a finales del siglo XIX

La amplia disponibilidad de helados a finales del siglo XIX condujo a nuevas creaciones. En 1874, la tienda americana “fuente de soda” y la profesión del “soda jerk”, empleado que operaba una fuente de soda, surgieron con la invención del helado de soda. En respuesta a la crítica religiosa por comer “pecaminosamente” ricos helados de soda los domingos, los comerciantes de helados dejaron el agua carbonatada e inventaron el helado “Sunday” a finales de 1890. El nombre fue cambiado eventual al “sundae” para quitar cualquier conexión con el Sabbath.

El helado se convirtió en un símbolo de la moral comestible durante la Segunda Guerra Mundial. Cada rama de los militares trató de superar a los otros sirviendo helado a sus tropas. En 1945, el primer “salón de helado flotante” fue construido para los marineros en el Pacífico occidental. Cuando terminó la guerra y se acabó el racionamiento de productos lácteos, América celebró su victoria con helado. Los estadounidenses consumían más de 20 litros de helado por persona en 1946.


En los años 1940 hasta los años 1970, la producción del helado era relativamente constante en los Estados Unidos. Mientras más helado preenvasado fue vendido a través de los supermercados, las heladerías tradicionales y las fuentes de soda comenzaron a desaparecer. Ahora, las heladerías especializadas y restaurantes únicos que cuentan con platos de helado han aumentado en popularidad. Estas tiendas y restaurantes son populares entre los que recuerdan las heladerías y las fuentes de soda de los días pasados, así como con las nuevas generaciones de fanáticos del helado.

[Total:0    Promedio:0/5]

¿Qué opinas sobre la historia de este invento?