Saltar al contenido

¿Quién inventó la Brújula? Historia y Curiosidades

12 septiembre, 2017

La invención de la brújula, este instrumento de orientación, marcó un hito en la historia de la Humanidad. Y aunque son muchas las versiones que giran en torno a sus creadores o a su lugar de origen, lo cierto es que gracias a esta invención se descubrieron continentes y lugares insospechados. Por más de 10 siglos la brújula ha orientado a miles de aventureros que han salido tras nuevas hazañas. Si te interesa saber más sobre este particular, conoce, ¿quién inventó la brújula?


Inventor:
Siglo: IX
País: China


La brújula: origen e historia de esta invención

Según cuenta la historia en el siglo IX en China aparece por vez primera un artefacto con funciones similares a lo que es hoy la brújula.

Este aparato, muy sencillo en aquel entonces, estaba compuesto por una aguja imantada que flotaba en una vasija con agua. Luego se trató de perfeccionar y fue sustituida esta vasija por un eje rotatorio y se le añadió la ¨rosa de los vientos¨ o ¨rosa náutica ¨, como también se le conoce, que permitía como guía al fin, calcular las direcciones, teniendo marcas de divisiones y subdivisiones que marcaban 32 divisiones celestes. Esta ¨rosa de los vientos¨ se utilizó hasta el siglo XIX en que fue perfeccionada.

En el año 1269, un alquimista de la zona Picardía, en Francia, Pietro Peregrino de Maricourt da indicios de conocer este artefacto, al dibujar en un documento la imagen de una brújula de aguja fija.

Por otra parte algunos historiadores conciben el origen de esta invención en los predios italianos, allá por el siglo XIV y XV, en el año 1302, Flavio Gioja, un armero de Positano que logró perfeccionar el artefacto ya existente, suspendiendo su aguja a una púa y encerrándola en una cajita con tapa de cristal.

En el siglo XIV llega este artefacto a Europa, en el año 1300 y ante tal novedad, los europeos asociaban esta invención con la brujería y decidieron llamarle así.

El físico inglés Sir William Thomson logró un nuevo avance, incorporó 8 hilos delgados de acero sujetos de la ¨rosa de los vientos¨ o ¨rosa náutica¨, en lugar de una aguja pesada y le agregó al recipiente contenedor, aceite, para así evitar las oscilaciones.

La Tierra está rodeada por un campo magnético grande, aunque no tan fuerte, la función de la brújula aquí es girar sus agujas que son sensibles al movimiento. Están compuestas por dos partes: una es policromada en rojo y otra en negro o blanca.

La parte policromada en rojo todo el tiempo apunta al Norte magnético de la Tierra, el cual es diferente en todas partes del planeta, varía de acuerdo a la localización.

Las brújulas no pueden utilizarse en el Polo Norte, por la convergencia con las líneas de fuerza del campo magnético terrestre que anulan su funcionamiento e impiden señalar la localización correcta del Norte, lo mismo ocurre en el Polo Sur.

Ante este inconveniente se usa la brújula giroscópica o brújula girocompás que especifica el auténtico Norte en lugar del Norte Magnético.

Cada sucesión, en lo relacionado con la invención de la brújula, fue superior a la anterior, todas fueron fruto independiente de las ideas e investigaciones de sus creadores.

En la actualidad las brújulas han sido mejoradas en cuanto a apariencia, iluminación, incorporación de sistemas ópticos, pero sus funciones permanecen invariables.

Se utilizan más allá de las actividades de navegación, ahora se emplean en diferentes campos, también en la minería, en deportes como la caza, el buceo, el trekking, entre otros.

Más interesante aún es que la brújula se emplea también en la religión, en diferentes culturas, con la brújula de Quibla o Qibla, que apunta a la dirección de la Meca y de esta forma los musulmanes logran orar en la dirección indicada. Por otro lado, los judíos utilizan la brújula de Jerusalén para ubicar a la Ciudad Santa y hacia ahí direccionar sus plegarias. Ambas culturas utilizan la brújula con fines ceremoniales.

Tipos de brújulas

Aunque todas las brújulas se basan en el magnetismo existen diversos que varían en cuanto a costo, tamaño y precisión, en el sentido de la orientación se encuentran 3 tipos.

La brújula cartográfica: se utiliza de conjunto con un mapa topográfico, generalmente su base es transparente, son bastante precisas y muy usadas en el mundo de la orientación.

La brújula lensática: También es conocida como brújula militar o brújula de marcha  preparada para marcar rumbos a puntos distantes y seguir la dirección minimizando el error. Puede ser algo complejo su uso y manipulación.

La brújula de dedos (carreras de orientación): Aunque este tipo de brújula es extremadamente sencillo tiene vital importancia en las carreras de orientación. Se mantiene el mapa siempre orientado de manera que se siga la dirección al objetivo con el menor error posible y se avance.

Brújulas especiales de precisión: Como su nombre lo indica son brújulas precisas y sofisticadas: Brújulas Náuticas, Brújulas Militares, Brújulas Topográficas, Brújulas Geológicas, Forestales y las Brújulas digitales.

Brújulas GPS: Estas brújulas son usadas por los satélites en órbitas sobre la Tierra para especificar su localización.

Curiosidades acerca de la brújula

Primero en usarla

La primera persona que utilizó la brújula como ayuda en la navegación fue el almirante chino Zheng He, quien realizó ocho viajes marítimos entre los años 1405 y 1433.

Variación magnética

En Canadá, al noroeste del este país, el Norte magnético, se encuentra a 1600 kilómetros del Norte geográfico, sin embargo en el Ecuador ambos polos tienen una ligera coincidencia, parecen estar muy juntos.

Misticismo y realidad

Que un animal regrese a su lugar de origen no es nada descabellado, más cuando se dejan orientar por su ¨brújula interna¨. Esta frase ¨ tener una brújula interna¨, no resulta es errada ni es una manera de especular, pues algunos animales tienen en sus células, partículas de magnetita de óxido férrico, las cuales tienen la capacidad de convertir la información sobre el campo magnético de la Tierra, en un impulso nervioso, que enviado al cerebro, podrían indicarle a estos animales cuál es el camino correcto.

Videos sobre las brújulas

¿Cómo hacer una brújula casera sencilla?

Voy a mostraros hoy cómo construir una sencillísima brújula. Para ello, simplemente necesitamos:

  1. un tapón de corcho
  2. una aguja de coser
  3. un pequeño recipiente para poner agua
  4. un imán

Si queremos que nos quede más bonita podemos poner debajo del cenicero, que es transparente, una rosa de los vientos.

Instrucciones

  1. En primer lugar y con mucho cuidado, vamos a cortar un disco de corcho del tapón, por ejemplo de un centímetro.
  2. Ahora a continuación vamos a atravesar con la aguja el trocito de corcho, con mucho cuidado de no pincharnos. Que quede más o menos en la mitad.
  3. Y ahora nos toca la parte más importante: Con un imán vamos a imantar la aguja. Hacemos unos pocos pases y ya tenemos nuestra brújula.
  4. Pondremos agua en el recipiente y colocamos nuestra brújula en el centro.
  5. Y ahora para que quede más elegante voy a recortar una rosa de los vientos y la voy a poner debajo.

Si os fijáis, la punta de la aguja está marcando al sur y el ojo al norte. Ésto tiene que ver con cómo hemos imantado la aguja. Si yo vuelvo a imantar la aguja, pero esta vez con el polo sur del imán ésta punta adquirirá un polo norte y ahora sí marcará al norte. Espero que les haya gustado, no olvides compartirlo con tus amigos. 😎

Déjame tu criterio:
[Total:1    Promedio:5/5]