Saltar al contenido

¿Quién inventó el submarino?

1 mayo, 2018

La invención del submarino es uno de los aportes más novedosos que impactaron la historia de la humanidad, actualmente son varias las versiones que se cuentan, unas están en la imagen del submarino que creó Leonardo da Vinci, otra, en los diagramas creados por el matemático británico William Burne allá por el año 1570, pero lo cierto es que estas eran sólo imágenes. No fue hasta el año 1620, cuando Cornelius van Drebbel creó el primer submarino. Si te interesa saber más sobre este particular, conoce, ¿quién inventó el submarino?

El submarino: Antecedentes e historia de su invención

Cornelius van Drebbel y su estrecha relación con la invención del submarino

En el siglo XVII, Cornelius van Drebbel, este inventor holandés logró revestir un barco de manera con una especie de piel y luego puso por encima cera, de manera que este revestimiento encerado fungiera como un forro a prueba de agua. Aunque este submarino era propulsado por remos, estos estaban ubicados a cada lado del bote y los orificios tenían una capa de cuero para impedir la entrada de agua a la superficie. Este primer submarino, estuvo sumergido por 3 horas. Esa fue la prueba de fuego, tantas horas continuas en un artefacto rudimentario, falto de muchos aditamentos esenciales. Aunque se crea que fue una proeza, lo cierto es que esta versión consta como el primer submarino tripulado, en sus inicios este artefacto era usado para la exploración acuática.

David Bushnell, el hombre que se alió a los militares

En el año 1776, David Bushnell creó un submarino de madera era propulsado a mano por unas propelas, tenías fines militares, la idea era utilizar este submarino para, una vez sumergidos, llegar las embarcaciones británicas y pegar pequeños explosivos en el fondo, el primer submarino empleado por los militares y los planes de estos estrategas sí funcionaron, pero sólo en intención, pues los explosivos no tuvieron la potencia suficiente como para hundir a ningún navío británico.

Estos primeros intentos aunque incipientes, fueron muestra del ingenio de hombres que se dedicaron a buscar mejoras para beneficio popular y por supuesto para aportar un tanto al desarrollo del momento en que les tocó vivir. Año tras año se indagaba, yendo por más información y por ende incorporando perfeccionamiento a lo ya existente.

Jonh P Holland y Simon Lake: en busca de un mejor submarino

El hecho de que estos innovadores fueron los que crearon las verdaderas formas de un submarino, no necesariamente es una razón para aliarlos en la vida, al contrario. Lo cierto es que este hecho los conllevó a que fueran rivales en las lides de la investigación. En la historia de esta creación sus diseños fueron novedosos e iguales de significativos. En el año 1875, ambos creadores utilizaron gas o motores de vapor para impulsar este artefacto aún en la superficie y luego, una vez hecha la inmersión se utilizaban motores eléctricos. El estadounidense e ingeniero Simon Lake fue el inventor escogido por los europeos, en Japón y Rusia prefirieron su diseño, mientras que los estadounidenses apostaron por la creación del ingeniero irlandés Jonh P Holland. Estos investigadores fueron los padres de los diseños modernos de submarinos.

El submarino moderno: historia de su nacimiento

La historia de los sumergibles y de los submarinos es milenaria, desde el siglo XVI el hombre comenzó seriamente a valorar la importancia de este tipo de navíos y desde ahí sus diseños fueron más serios y complejos cada vez.

Así es como el submarino Holland se considera como el primero en irrumpir la modernidad de este tipo de artilugios, alcanzaba una sorprendente velocidad, 7 nudos en la superficie, gracias a su motor de combustión interna de 45 caballos de fuerza, además las baterías que lo impulsaban eran recargables, acción que lo acá más viable. Este diseño tan práctico le permitía balancear el peso con el del agua que desplazaba, lo mismo para sumergirse y emerger de manera diagonal.

Años más tarde en el año 1904, sale al aire un submarino de origen francés, el Aigette, el primer submarino construido con un motor de diesel, este nuevo aditamento confería mejoras para la propulsión en la superficie. Al ser el diesel un combustible menos volátil que el petróleo que era el usado hasta ese momento. Se decidió sustituir este líquido de los antiguos motores con tal de ganar en agilidad y prestaciones.

Los submarinos y sus prestaciones tuvieron un impacto enorme sobre todo en cuestiones militares, al punto que fueron decisivos en la derrota del 30 por ciento de la armada japonesa y del 60 por ciento de su marina mercante cuando el ataque a Pearl Harbor. Estas acciones impulsaron a que las fuerzas militares de Estados Unidos lograran la rendición de los japoneses y el fin de la II Guerra Mundial. Ante tal apoyo se potenció la creación de submarinos más potentes y autónomos, pero aún se mantenía como única vía de propulsión los motores de diesel y los motores eléctricos. No fue hasta los años 50 que surge la energía nuclear, visto como algo similar a una fuerza mágica que impulsaba estos artefactos.

En el año 1954 se fabrica en los Estados Unidos el primer submarino nuclear, bautizado como Nautilos en homenaje a un escritor francés, la vía de propulsión de este navío sumergible era de manera nuclear, funcionando como un reactor que usa como combustible, el uranio, por ejemplo o un metal radioactivo. Esta nueva modalidad era mucho más rápida, lograba una velocidad superior a los 25 nudos y podía sumergirse a más de 250 metros de profundidad y no solo eso, este nuevo submarino podía operar bajo el agua sin límites de tiempo, es decir que la inmersión era determinada únicamente por la acción a determinarse.

En años posteriores se logró sofisticar tanto el desarrollo de estos artefactos que se creó un nuevo diseño, un casco en forma de lágrima, capaz de reducir tanto el ruido como la resistencia que podía ofrecerle el agua, lo que permitía fueran más veloces, operativos y maniobrables.

Un submarino en su interior puede tener dimensiones asombrosas, puede medir incluso lo mismo que un campo de futbol, pero con la diferencia que esta misma área pude ser superpuesta 3 veces, es decir 3 pisos como una triplanta, en el cual puede haber cabida para 140 tripulantes, conviviendo y trabajando durante meses. Los pasajeros a bordo de un submarino coexisten por las profundidades en un mismo espacio, interactuando con las sorprendentes imágenes del mundo marino, pero sin poder intercambiar directamente con este, sólo a través de equipos sofisticados.

Aplicaciones del submarino que benefician el mundo hoy

Hoy en día los submarinos no todos tienen que ver con la industria bélica y armamentista, existen algunos civiles dedicados a la investigación y al turismo que brindan otras prestaciones más allá de torpedear buques enemigos.

Aunque no se puede menospreciar el magnífico aporte que brindan los submarinos militares que teniendo en cuenta la combinación de tecnología de la informática, precisión de la navegación, regeneración atmosférica, sensores y armas de precisión, logran ubicarse como una de las máquinas más avanzadas construidas hasta la fecha.

En la actualidad existen alrededor de 600 submarinos en todo el orbe, distribuidos en cerca de 43 países. La mayoría de los submarinos pertenecientes a Estados Unidos, China, Reino Unido y Rusia son nucleares, sin embargo aún quedan algunos que a pesar de la modernidad se mantienen propulsados por motores de diesel. En el caso de Rusia, es el país que cuenta con mayor cantidad de artefactos de este tipo, de uno u otro tipo de motores.

¿Qué opinas sobre la historia de este invento?
[Total:1    Promedio:2/5]